Qué es Honeypot y Por qué lo Necesitas
57
Views

La cuestión a la que se enfrentan las empresas hoy en día no es si se producirá un ciberataque, sino cuándo. Todas las aplicaciones y sitios web de Internet son un objetivo para los ciberdelincuentes. Tener activos digitales significa estar en medio de una zona de ciberguerra, y el enemigo puede atacar en cualquier momento. Para ganar la guerra, hay que estar bien preparado. Ármate con un honeypot, un arma de doble filo en tu estrategia de ciberdefensa. Puedes utilizar la ciberseguridad honeypot para recopilar información sobre el enemigo y proteger tus activos críticos al mismo tiempo.

¿Quiere saber más? En este artículo, te explicaré en detalle cómo funciona la ciberseguridad de honeypot. También analizaré las formas más comunes de utilizarlos y sus ventajas e inconvenientes. Entremos de lleno.

¿Qué es un Honeypot?

Un “honeypot” o “tarro de miel” es un sistema falso en la infraestructura de TI legítima de la empresa. Contiene datos y aplicaciones falsificados que imitan sus recursos informáticos reales. Por ejemplo, puede crear un honeypot que imite su sistema de facturación. Lo cargas con datos falsos de tarjetas de crédito y otros archivos. También se reduce su seguridad, haciéndolo más vulnerable.

Honeypot o tarro de miel
Honeypot o tarro de miel

Los atacantes suelen apuntar a las áreas más débiles de su sistema cuando intentan vulnerarlo. Por lo tanto, primero irán a por este sistema honeypot en cuanto superen las defensas de tu red. A continuación, explotarán las vulnerabilidades del honeypot y robarán los datos falsos. Mientras tanto, tu equipo de TI puede:

  • Estudiar ataques reales en un entorno controlado
  • Descubrir la identidad del atacante y conocer sus métodos
  • Observar qué ataques vulneran el cortafuegos y mejorar la seguridad de la red.
  • Utilizar la información para mejorar las políticas de seguridad de su empresa.

Así pues, un honeypot es una herramienta excelente para alejar a los delincuentes de sus activos informáticos críticos mientras se estudian sus métodos. A continuación, vamos a ver con más detalle cómo funciona la ciberseguridad de los honeypots.

¿Cómo Funciona un Honeypot?

Para el mundo exterior, un honeypot parece formar parte de la red de su empresa. Pero en realidad, es una entidad independiente que tu equipo de TI vigila de cerca. Se han incorporado intencionadamente vulnerabilidades de seguridad y versiones falsas de datos altamente sensibles.

Ilustración del funcionamiento de Honeypot
Ilustración del funcionamiento de Honeypot

En esencia, estos datos señuelo atraen la atención de los ciberdelincuentes, especialmente si buscan robar dichos datos. Una vez que un atacante accede al honeypot, el equipo de seguridad puede observarlo sin su conocimiento. Mientras observa las actividades del atacante, el equipo de seguridad aprende 3 cosas críticas:

  1. ¿Quiénes son los atacantes?
  2. ¿Cómo actúan?
  3. ¿Qué quieren?

Además, los equipos de seguridad crean honeypots que se dividen en 3 grandes categorías. Veamos cuáles son

3 Tipos de Honeypots

El equipo de seguridad puede utilizar distintos tipos de honeypots en función del presupuesto y la complejidad de los requisitos. Estas son las 3 grandes categorías en las que se dividen los honeypots.

1. Honeypots puros

Los honeypots puros imitan todo el sistema de producción de una empresa. Se ejecutan en varios servidores y contienen copias falsas de información confidencial y datos de usuario. Estos honeypots también comprenden múltiples sensores que permiten al equipo de seguridad rastrear cada actividad dentro del entorno.

2. Honeypots de alta interacción

Estos honeypots son menos complejos que los honeypots puros. Parecen ejecutar todos los servicios del sistema de producción, pero no imitan todo el sistema. En su lugar, pretenden engañar al atacante para que pruebe diferentes métodos para obtener más información. Así, los equipos de ciberseguridad aprenden más sobre su identidad, técnicas y objetivo a medida que el atacante pasa tiempo dentro del honeypot.

3. Honeypots de interacción media y baja

Los honeypots de interacción media y baja tienen menos detalles. Son fáciles de instalar. Los atacantes pasan menos tiempo en estos honeypots, ya que disponen de menos recursos. Aunque son útiles para distraer a los atacantes, proporcionan menos información sobre el ataque. Los datos se limitan principalmente al tipo y origen de la amenaza.

Tipos de Honeypots
Tipos de Honeypots

A continuación, te explicaré cómo puedes utilizar la ciberseguridad honeypot en tu empresa.

5 Usos Prácticos de la Ciberseguridad Honeypot

Puedes utilizar honeypots para investigación, señuelos de producción o para protegerte contra ataques específicos. Estos son algunos casos de uso populares de la ciberseguridad honeypot.

1. Investigación en ciberseguridad

Los ciberdelincuentes utilizan constantemente los avances tecnológicos para mejorar sus estrategias de ataque. Las agencias gubernamentales y los servicios de seguridad utilizan honeypots de investigación para estudiar estas estrategias de ataque. Estos honeypots contienen datos falsos con tecnología de rastreo integrada. Si son robados, el equipo de seguridad puede rastrear los datos para identificar quién los robó y cómo lo hizo. La información del honeypot de investigación dota a la empresa de los conocimientos necesarios para mejorar su seguridad.

2. Defensa de la producción

Puedes utilizar los honeypots como señuelo dentro de tus sistemas de producción. El honeypot de producción aparece como un componente genuino de la red de producción. Contiene datos que atraen a los intrusos, manteniéndolos ocupados. También distrae a los atacantes de los objetivos reales y los mantiene ocupados resolviendo falsos retos de seguridad. Así, el equipo de seguridad dispone de más tiempo para aplicar las medidas necesarias para mitigar el ataque.

3. Protección contra el spam

La ciberseguridad Honeypot puede proteger a tus empleados contra ataques de phishing y spam. Tu equipo de seguridad puede configurar una trampa de spam ocultando direcciones de correo electrónico falsas para que sólo los atacantes puedan encontrarlas. Estas direcciones de correo electrónico no se comparten públicamente, por lo que cualquier correo electrónico que reciban es sólo spam. Tu equipo de seguridad analiza el correo spam, identifica la IP remitente y lo bloquea para todo tu sistema. Así, el spammer ya no puede enviar correos maliciosos a nadie en tu empresa.

4. Protección contra malware

El malware es software dañino como virus, gusanos y ransomware. Puedes utilizar la ciberseguridad de honeypot de malware para imitar objetivos de malware como aplicaciones de software o API. El malware invade entonces el honeypot en lugar del sistema objetivo. Así, el equipo de seguridad puede estudiar el malware y aplicar medidas antimalware como software antivirus

5. Protección de bases de datos

Puedes utilizar honeypots para crear una base de datos señuelo que imite las bases de datos auténticas de tu empresa. La base de datos señuelo atrae a los atacantes para lanzar ataques específicos a la base de datos, como inyecciones SQL. Distrae a un atacante que consigue atravesar el cortafuegos de la empresa. El equipo de seguridad puede entonces analizar los métodos del atacante y prevenir futuros ataques.

Los honeypots tienen varios usos, pero ¿merecen la pena? Como toda herramienta de seguridad, conllevan ventajas y riesgos. Explorémoslos.

Ventajas y Desventajas del uso de Honeypots

El uso de honeypots como parte de una estrategia de seguridad conlleva muchas ventajas. Por ejemplo, un honeypot

  • Ralentiza a los atacantes, dando a su equipo de seguridad el tiempo necesario para analizar el ataque y lanzar una defensa adecuada
  • Separa el tráfico malicioso del legítimo para que pueda detectar las amenazas y recuperar los datos más rápidamente.
  • Proporciona información sobre las vulnerabilidades de los cortafuegos y otras defensas de la red.
  • Ayuda a formar al personal de seguridad sobre las amenazas de seguridad en constante evolución.
  • Es fácil y rentable de instalar y mantener

Dicho esto, como cualquier otra solución de seguridad, los honeypots tienen sus limitaciones.

  • Proporcionan una cobertura limitada, ya que sólo pueden detectar actividad dentro de su entorno. Otros ataques pueden pasar a través de ellos con éxito
  • Se distinguen porque son una estrategia de seguridad común y los atacantes experimentados las conocen. Los atacantes pueden crear ataques falsos contra el honeypot mientras lanzan un ataque real contra el sistema legítimo
  • Pueden tener errores de configuración, dando a un atacante espacio para acceder a tus sistemas legítimos. Un atacante experimentado puede beneficiarse de esto para hacerte daño

Por tanto, la ciberseguridad de los honeypots no debería ser la única medida de seguridad en la que confíe. Dicho esto, sin duda merece la pena integrarla en su postura de seguridad general.

Palabras Finales

Un honeypot es un sistema informático falso diseñado para atraer a los atacantes al sistema falso en lugar de a los sistemas reales. Ayuda a mitigar el riesgo de un ataque atrapando a los ciberdelincuentes antes de que puedan dañar sus sistemas existentes.

Puede imitar todo tu sistema o un activo específico, como una base de datos o una aplicación. Los honeypots también ofrecen flexibilidad para que puedas utilizarlos en función del coste y la conveniencia. Por ejemplo, puedes utilizar honeypots complejos para investigar los avances en ciberataques. También puedes configurar un honeypot sencillo para la protección contra spam y malware.

Los honeypots tienen varias ventajas, ya que te dan más tiempo para responder a los ataques. Dicho esto, cuando están mal configurados, suponen un riesgo para la seguridad de la empresa. Por tanto, debes combinarlos con otras medidas de ciberseguridad para ir un paso por delante de los ciberatacantes.

Lee nuestra sección de preguntas frecuentes para saber más sobre la ciberseguridad de los honeypots.

Preguntas Frecuentes

Categorías:
Diccionario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *